Rusia debería incorporarse a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), lo que permitiría al cártel poder dictar los precios del barril de petróleo al controlar más de la mitad de la producción mundial de crudo, según la opinión del vicepresidente de la petrolera rusa Lukoil, Leonid Fedun. En una entrevista publicada por el diario ruso 'Kommersant', Fedun se muestra desencantado con la decisión de los líderes políticos rusos, que descartaron la incorporación de Rusia a la OPEP, después de que a principios de año, ante el desplome de los precios del crudo, se especulara con la posible entrada de Rusia en el cártel, lo que hubiera puesto bajo el control de la OPEP más del 51% de la producción mundial de petróleo.