Cuidado. Están en juego los soportes. El selectivo nacional ha puesto en entredicho su capacidad para mantener los 7.700 puntos, camino directo hacia el desplome al 7.500 y veremos.Bankia es el gran protagonista de la sesión después de lanzarse a los brazos de un fondo buitre noruego el día en que comienzan a ponerse sobre la mesa los planes de limpieza de la banca nacional. Pesa el sector financiero sobre el Ibex 35 en la tónica habitual de esta semana como también lo es el desplome del Popular que se deja en el año un 60% de su valor. 

Con Wall Street por tercera jornada consecutiva en rojo, poco importa que este miércoles el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya mantenido su tercera reunión del último mes con su homólogo galo, François Hollande. Palabras que pasan sin pena ni gloria mientras los nacionales se buscan la vida como pueden.

Es el caso de Bankia que ha vendido 126 millones de euros a un fondo buitre noruego con el objetivo de reducir su cartera de activos tóxicos ante el advenimiento del rescate europeo –que, por cierto, aún no ha llegado-. José María Luna, director de Análisis de Profim EAFI, califica a este tipo de fondos como “aquellos que invierten en activos en apuros. Evidentemente la empresa que vende este tipo de activos, lo hace a un precio mucho inferior al que lo compró. Son buitres porque están planeando para ver qué oportunidades ven en el mercado”.

El Ibex 35 vuelve a ser el selectivo más castigado de Europa con un recorte del 1% hasta los 7.668 puntos arrastrado, principalmente, por el sector bancario y con un volumen bancario muy pobre, no supera los 1.000 millones de euros. José Luis Cava, analista independiente de la Zona Premium, aseguraba la semana pasada que la pérdida del 7.700 llevaría al selectivo hasta el 7.500, aunque no se descarta que el desplome sea mayor, ya por debajo del 7.000. El Banco Santander pierde un 1,76%, muy próximo a la caída de BBVA que se deja otro 1,64%. Especialmente preocupante es la situación del Banco Popular que no consigue levantar cabeza tras el anuncio de ampliación de capital de hace más de una semana y media. En lo que va de año ha perdido casi el 60% de su valor; en la última semana, el 8%, y hoy cumple su undécimo día consecutivo en rojo con un recorte del 4,47%. 

Hoy los bróker han mostrado su cara más amarga precisamente con el Popular. Para Carax Alphavalue es momento de reducir posiciones con objetivo en 1,41 euros. También se encuentra en la lista negra el Banco Sabadell que es venta, según la casa de análisis, con un precio objetivo de 1,48 euros. Hoy cierra a la baja un 2,61%. Los recortes, por cierto, vienen encabezados por Bankinter con una caída del 5,87%. 

Entre los grandes, Inditex se ha decantado finalmente del lado de los recortes y al cierre pierde un 0,39%, mientras que Telefónica algo más contenida pierde un 1,46%. 

Del lado de las ganancias, detrás de Bankia, aparecen OHL y Gas Natural con revalorizaciones del 1,6% y 1,27%, respectivamente. 

En Europa las pérdidas han sido algo más contenidas, lo que no quita que se jueguen puestos importantes. Marlon Lasurtegui , Trader Coach de 21 Trading Coach, asegura que "si el Dax 30 rompe los 7.200, entramos en zona de fluidez para los cortos." Hoy cierra con una caída cercana al 0,3%, en los 7.712 puntos. Por su parte, el Cac 40 parisino retrocede algo más hasta un 0,36%. 

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se mantiene con el cierre del mercado por encima de los 431 puntos básicos con un bono español a diez años en el 5,8% de rentabilidad exigida. 

Mientras, Wall Street recibe en pérdidas el arranque de la temporada de resultados. A los inversores estadounidenses se les ha atragantado la mala previsión de Alcoa sobre el crecimiento de China en lo que respecta al consumo de aluminio. Caerá la demanda, dice Alcoa, y ya se ha notado en sus cuentas trimestrales que se han contraído en algo más de 50 millones de dólares. 

El par euro/dólarse aleja de la resistencia de 1,31, como asegura Manuel Domínguez-Blanco, y se coloca por debajo del nivel de 1,29. A esta hora cotiza en el 1,2890. Sube, sin embargo, el crude oil Texas hasta el punto porcentual y avanza más allá de los 93 dólares el barril.