Casi todo estancado y con un 60% de posibilidades de caer en una recesión global. El Doctor Doom - catástrofe en inglés- como es conocido Nouriel Roubini, ataca de nuevo advirtiendo de que "nos estamos quedando sin herramientas de política económica para hacer frente a esta situación".

Si alguien dice que la economía está perdiendo velocidad, seguramente sus declaraciones no tengan apenas repercusión en los mercados. Si ese alguien es Nouriel Roubini, profesor de la Universidad de Nueva York y que predijo la actual crisis financiera, todo cambia. El economista ha descrito un panorama, cuanto menos inquietante de la economía de Estados Unidos. Y no sólo allí pues "el hecho de que España ó Italia, o quizás los dos, pierdan su acceso a los mercados de deuda es muy alto".

Este experto reconoce que el riesgo de que la economía global vaya hacia la recesión ha aumentado hasta en un 60%. Una situación a la que se ha llegado después de que los responsables de la economía mundial hayan intentado, con todos los medios, impulsar la creación económica. Sin embargo, "nos estamos quedando sin herramientas de política económica para hacer frente a esta situación (...) es más,  los países soberanos no pueden rescatar a sus bancos con problemas porqeu estos estados tienen las mismas dificultades". 

Sobre la posibilidad de que la Reserva Federal lleve a cabo nuevos planes de relajación cuantitativa - el famoso QEIII- Roubini ha señalado que habrá más flexibilización monetaria pero el problema es que los canales del crédito están rotos por lo que habrá un rally de corta duración que irá acompañado de datos macro que irán cada vez a peor.