El grupo farmacéutico suizo Roche, fabricante de Tamiflu, medicamento utilizado contra la nueva gripe A/H1N1, obtuvo un beneficio neto de 4.051 millones de francos suizos (2.665 millones de euros) en el primer semestre del año, lo que supone un 29,3% menos que hace un año debido al impacto de la adquisición en marzo de Genentech por 46.800 millones de dólares (34.445 millones de euros), la mayor compra realizada jamás por una empresa helvética.