Reyal Urbis registró una pérdida neta de 121,10 millones de euros a cierre de los nueve primeros meses del año, lo que supone una reducción del 68% en comparación con los 'números rojos' contabilizados en el mismo periodo de 2008, informó hoy la inmobiliaria. Los ingresos del grupo controlado y presidido por Rafael Santamaría sumaron 850,55 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone una disminución del 55%, en tanto que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 19,59 millones, un 81% menos.