Las protestas generadas en el Norte de África comienzan a desatar las dudas en torno a las implicaciones que pueden tener sobre las inversiones. El petróleo es el primer afectado pero ¿y si las revueltas llegan a Arabia Saudi?

Las protestas democráticas en Túnez y Egipto han provocado cambios de gobierno que han dado lugar a protestas similares en Libia, una nación gobernada desde hace más de 40 años por el coronel Gadaffi. Sin embargo, como Libia es un actor relativamente importante en el mercado del petróleo, los niveles de volatilidad se han incrementado en los mercados financieros y el precio del crudo ha marcado máximos de 28 meses en 119 $ por barril1.

A medida que las protestas democráticas se extienden y aproximan a Oriente Medio, una región petrolífera estratégica, algunos inversores temen una reedición de la crisis petrolera de la década de 1970. Parece improbable que los acontecimientos tomen este curso, aunque el petróleo podría mantener unos precios elevados mientras dure la incertidumbre.

Pero ¿Qué está impulsando realmente el precio del crudo? Desde Fidelity admiten que aunque Libia es uno de los países productores que se está viendo afectado por los enfrentamientos en el Norte de África "el país no figura entre los más grandes.  Su 2% de la producción mundial le sitúa en el puesto 19 entre los mayores países productores de petróleo en 2010".

¿Hasta dónde llegará esta revolución? ¿Qué implicaciones económicas tendrá? Vea el informe completo en el archivo adjunto.