Repsol YPF y Unión Fenosa han logrado clasificarse en la cuarta ronda de concesión de bloques de yacimientos de gas natural en Libia, en un proceso organizado por la compañía estatal NOC (National Oil Corporation). Hasta la fecha, Libia ha seleccionado un total de 35 operadores y 21 inversores.
Las francesas GDF y Total, las estadounidenses ExxonMobil, Oxy y Chrevon, las rusas Lukoil y Gazprom, la anglo-holandesa Shell, la británica BP, la italiana Eni, la brasileña Petrobras, la canadiense Petrocanadá, la alemana RWE y la argelina Sonatrach, con la que Repsol YPF tuvo un desencuentro esta semana a propósito del yacimiento de Gassi Touil, son sólo algunos de los competidores de la petroquímica hispano-argentina. Entre los 21 inversores clasificados, Fenosa comparte lista con un buen número de compañías asiáticas, entre ellas Japan Petroleum, Mitsubishi, Korean Gas, Mitsui, Oil India, Indian Oil Corporation, Nippon Oil Corporation, así como con la italiana Edison, la británica Centrica y la alemana E.ON. El mes pasado, NOC mostró su pretensión de convertir a Libia en uno de los mayores productores de gas del mundo mediante la ejecución de sus programas de prospección y producción. Una de las características de esta cuarta adjudicación de yacimientos es que las concesiones serán sólo para yacimientos de gas, y no de petróleo, como ocurrió anteriormente. La prensa argelina asegura que la concesión de los bloques se producirá el 9 de diciembre. NOC pretende realizar concesiones por 41 bloques de exploración tanto en tierra como en aguas nacionales.