La petrolera hispano-argentina Repsol YPF ha obtenido un beneficio neto de 2.448 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 7,7 por ciento respecto al mismo periodo de 2006. El resultado bruto de explotación o EBITDA ha descendido un 10,5 por ciento, mientras que el beneficio de las operaciones continuadas ha sido de 4.267 millones, un 15,8 por ciento menos.
Los ingresos obtenidos por las operaciones continuadas se situaron en 40.715 millones de euros, un 6,2% por debajo de los 43.428 millones logrados el año pasado. La fortaleza del euro, que pasó de 1,24 dólares a 1,34 dólares, restó 276 millones al beneficio de las operaciones de los nueve primeros meses del año, efecto compensado en parte por la buena evolución del negocio de Refino y Marketing. La petrolera produjo 1,05 millones de barriles diarios, un 7% menos que en 2006, debido a la cancelación de las actividades en Dubai y al efecto de los cambios contractuales en Bolivia y Venezuela, circunstancia que Repsol YPF contrarrestó parcialmente con incrementos en Brasil, Trinidad y Tobago y Libia. El resultado de la compañía recoge también las plusvalías obtenidas por la venta de la torre del Paseo de la Castellana (Madrid) a Caja Madrid, operación que le reportó unos ingresos de 815 millones de euros. Las inversiones en el periodo ascendieron a 3.646 millones de euros, de los que 2.184 millones, el 60%, se destinaron al área de Exploración y Producción. La deuda financiera neta a 30 septiembre pasado era de 3.936 millones de euros, un 32,9% menor a la de la misma fecha de 2006. Por negocios, Exploración y Producción obtuvo un resultado de las operaciones continuadas de 2.073 millones, un 28% menor, por la mencionada depreciación del dólar y la menor producción. No obstante, si no se tienen en cuenta los descensos de Dubai, Venezuela y Bolivia, la caída fue del 0,5%, ya que en resto del mundo, excepto en Argentina, donde se rompió un oleoducto, la producción creció un 9%. Por divisiones En Refino y Marketing, el beneficio de las operaciones aumentó el 3,6%, hasta los 1.669 millones de euros, y las ventas de productos petrolíferos ascendieron a 46.105 millones, un 5,3% más, gracias a los mayores niveles de destilación de crudo y márgenes de refino. El beneficio de las operaciones de Química fue de 214 millones de euros, un 2,9% por encima del obtenido en 2006, debido a la mejora de los márgenes y a pesar de que la compañía afrontó una restricción en el suministro de gas natural en Argentina en julio y agosto. Por último, Gas y Electricidad registró un incremento del resultado de las operaciones del 8,3%, hasta alcanzar los 391 millones de euros, por la buena evolución de los resultados de su participada Gas Natural, impulsados por el crecimiento de la distribución de gas natural en Latinoamérica y España.