Repsol YPF ha llegado a un acuerdo con varios accionistas de EEUU por el que estos últimos retiran una demanda contra la petrolera por ocultar datos sobre sus reservas a cambio de una indemnización de ocho millones de dólares, unos 5,8 millones de euros. Desde la petrolera hispano-argentina señalan que este acuerdo "cierra definitivamente" la crisis ocasionada por la revisión de sus reservas de crudo y destacan que en el texto "no se responsabiliza a Repsol YPF de nada".
Además, desde Repsol se destaca que el importe de la indemnización, en el que están incluidos 2,5 millones de dólares (1,8 millones de euros) en concepto de honorarios para sus abogados, es "sensiblemente menor" a lo estipulado para casos similares de otras petroleras. El 26 de enero de 2006 Repsol YPF anunció una revisión a la baja de las reservas de hidrocarburos de 1.254 millones de barriles, un 25 por ciento del total, lo que motivó importantes caídas del precio de su acción en la Bolsa. Acusada de "inflar la acción" Dos semanas después el despacho de abogados Schiffrin & Barroway, LLP presentó una demanda colectiva contra la petrolera por ocultar información adversa sobre sus actividades en Argentina y Bolivia, regiones en las que el recorte de reservas de petróleo y gas fue más acusado. Los demandantes acusaban a Repsol YPF de presentar al mercado declaraciones erróneas y falsas con el objetivo de "inflar artificialmente el valor de la acción". La demanda colectiva fue presentada en representación de todos los inversores que compraron acciones de Repsol YPF entre el 28 de julio de 2005 y el 27 de enero de 2006.