Repsol ha vendido a la compañía francesa Rubis, activos de distribución de gas licuado de petróleo en las islas portuguesas de Madeira y Azores, así como redes de distribución canalizadas en territorio continental.

Según ha publicado el diario expansión, no ha sido desvelado el importe de esta operación llevada a cabo por REPSOL, aunque si rememoramos al pasado, podemos ver que en mayo el grupo español llegó a un acuerdo con Rubis para venderle instalaciones de canalizado en el territorio peninsular de Portugal por unos ocho millones de euros.

Esta operación tiene que ver con una estrategia de desinversión de activos no estratégicos que estaría planteándose Repsol. Esta estrategia de desinversión finalizó en el año 2016 con unas desinversiones de 5.100 millones de euros, superando el objetivo que ya se habían fijado.

Técnicamente, los indicadores Premium de Estartegias de inversión señalan que Repsol se encuentra en tendencia alcista, con una puntuación de 8 sobre 10, si bien, la volatilidad a largo y medio plazo es decreciente.

Indicador de Repsol