El beneficio de Repsol sigue creciento. Así lo ha anunciado hoy la compañía presidida por Antonio brufau que en el primer semestre del año obtuvo un beneficio neto de 1.338 millones de euros, un 38,9% más que en el mismo periodo de 2009. ¿A qué se deben estas cuentas? Desde la petrolera afirman que son el resultado de la más alta tasa impositiva derivada del mayor peso relativo de la actividad de exploración y producción ('Upstream').
El resultado operativo de Repsol alcanzó los 3.004 millones de euros hasta junio, un 81,7% superior al registrado en el primer semestre de 2009, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 57,7%, hasta los 4.869 millones de euros.

La compañía que preside Antonio Brufau explicó que estos resultados se obtuvieron en un entorno de aumento de los precios internacionales del crudo (49,5% el Brent) y del gas (11,9% el Henry Hub).

Al cierre del semestre, la posición de liquidez de Repsol se situó en 7.308 millones de euros, 1.316 millones por encima de la existente al finalizar 2009, en tanto que la deuda financiera neta de la compañía, excluyendo Gas Natural Fenosa, ascendió a 4.996 millones de euros, "en línea con la de diciembre de 2009".