Repsol ha presentado en la Comisión Nacional de Energía (CNE) una solicitud para que exija a la mexicana Pemex que presente una petición de autorización respecto al pacto que ha firmado con Sacyr, conforme a la denominada función 14.

La función 14 permite a la CNE emitir dictámenes vinculantes sobre las operaciones empresariales que afectan a actividades reguladas (transporte y distribución de gas y electricidad).

La CNE analizará ahora la operación conjunta de Sacyr y Pemex en Repsol y tendrá 3 meses para pronunciarse.

El ex presidente del Gobierno Felipe González aseguró que no le gusta el acuerdo entre Pemex y Sacyr para sindicar los derechos de voto de ambos en Repsol ya que entiende que la españolidad de la petrolera "no está garantizada".

Quien también quiso dejar clara su posición fue el Gobierno argentino que recordó que posee una "acción de oro" con capacidad de veto en la petrolera YPF, filial argentina de Repsol.