Las reservas de Repsol YPF se redujeron un 8% durante 2007 con respecto al ejercicio anterior, después de que los inventarios de crudo cayesen un 10% y de que los de gas lo hiciesen a un ritmo del 6,4%. En concreto, la compañía disponía a finales de año de reservas de 2.404 millones de barriles de crudo o equivalente, frente a los 2.612 millones de barriles contabilizados a finales de 2006, según la información remitida por la petrolera al regulador del mercado estadounidense, SEC. De esta cantidad, 1.399 millones de barriles corresponden a recursos desarrollados y 1.004 millones a activos no desarrollados. En Argentina se concentra la mayor parte de las reservas desarrolladas, equivalentes a 900 millones de barriles.
El descenso en los inventarios a finales de 2007 se debe sobre todo a una caída del 10% en el 'stock' de crudo, hasta 951 millones de barriles, provocada por una reducción generalizada en las reservas de las principales áreas internacionales de actividad. Por su parte, las reservas de gas se situaron en 8.156 millones de metros cúbicos, un 6,4% menos que los 1.059 millones de metros cúbicos registrados a finales de 2006. Recientemente, la filial argentina YPF informó de que a finales de 2007 sus reservas de petróleo y gas alcanzaron los 1.283 millones de barriles de crudo o equivalentes, lo que supone un 8,3% menos que el volumen de cierre de 2006 y un 20,3% menos que la cifra de 2005. ACTIVIDAD EN ARGELIA En el informe remitido al regulador estadounidense, la petrolera presidida por Antonio Brufau anuncia que durante este año completará los sondeos y análisis pertinentes para poder iniciar la explotación y comercialización del yacimiento de Reggane, situado en Argelia. Para la puesta en marcha de este proyecto, que es el fruto de un descubrimiento realizado en 2005, la compañía requiere el visto bueno de Sonatrach, con la que mantiene un contencioso en un tribunal de arbitraje internacional a propósito de la planta de Gassi Touil, cuyo contrato de producción quedó rescindido en septiembre de 2007. El tribunal de arbitraje ha autorizado a Sonatrach a continuar con el desarrollo de la planta de Gassi Touil de forma provisional, a la espera de que se adopte una decisión final. Repsol indica que los activos de la planta tenían un valor a finales de 2007 de 187 millones.