Mientras la agencia de rating Moody’s pone en perspectiva negativa a la compañía, Fitch y S&P reiteran su calificación. Desde el punto de vista técnico, la acción está alcista, según los expertos.

La compra del 10% de sus acciones por 2.572 millones a Sacyr ha despertado distintos juicios. Mientras La agencia Moody's ha revisado de estable a negativa la perspectiva de la calificación crediticia de Repsol, justificando que esta adquisición reducirá su capacidad financiera; S&P reitera su nota en BBB, al igual que Fitch, en BBB+.

Para los analistas técnicos, Repsol ofrece una brillante oportunidad de inversión. Según José Luis Cava, analista independiente, Repsol “está claramente alcista. Creo que se dirigirá., como mínimo, a la zona de 24,5 euros. Tiene soporte en los 22 euros”.

Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI, también confía en el potencial de la acción: “lo ha hecho bastante bien”. Vicho recomienda estar atentos a “la resistencia de los 24 euros, si lo superase a cierre daría lugar a un tramo alcista. Tras consolidar la última subida ahora podría intentar ir a superar precisamente esta zona”.

Pasada la media sesión Repsol cotiza con un avance del 0,66% en los 22,99 euros.