La petrolera hispano-argentina Repsol YPF ha logrado un beneficio neto de 888 millones de euros durante el primer trimestre del año. Esto supone un incremento del 3% respecto al mismo periodo de 2006. El resultado de las operaciones ha caído 197 millones de euros (un 12,4 por ciento), hasta los 1.407 millones, debido la revalorización del euro frente al dólar, la caída del precio del crudo y las depreciaciones de los inventarios de petróleo, elementos que generaron un impacto negativo de 436 millones de euros.
El resultado neto ajustado por no recurrentes se ha situado en 838 millones de euros entre enero y marzo, lo que se traduce en un descenso del 0,7% respecto al mismo periodo de 2006. El resultado bruto de explotación (Ebitda) ha alcanzado los 2.036 millones de euros, un 13,5% inferior al del primer trimestre del ejercicio anterior. El resultado de las operaciones entre enero y marzo ha logrado los 1.407 millones de euros, lo que supone una disminución de 197 millones de euros frente al primer trimestre de 2006.