La industria petrolera podría tener que hacer frente a algunos problemas que afectarían al suministro dado que la inversión para proyectos de exploración está notando la crisis financiera internacional, señaló el miércoles el presidente del gigante petrolero Repsol YPF SA (REP), Antonio Brufau. Brufau dijo en el Foro Euromediterráneo de la Energía que la cancelación de los proyectos de exploración podrían tener como resultado dificultades para cubrir la demanda a largo plazo. La menor demanda de crudo y la caída del precio medio del petróleo desde 147 dólares por barril a 45 dólares por barril en menos de un año originó una "reevaluación del riesgo y la rentabilidad" de algunos proyectos de exploración, lo que retrasó y detuvo proyectos no convencionales o muy profundos. Sólo en Canadá, se ha retrasado la producción de 600.000 barriles diarios de las arenas bituminosas, indicó Brufau.