La acción se estabiliza alejada de nuestras principales referencias técnicas; el máximo de la semana pasada establecido en 22,72 y el mínimo mensual situado en 20,84.

Falta de dirección que se traslada en forma de divergencias en los indicadores técnicos. Por un lado el oscilador MACD repunta activando señales de compra y por el otro las medias móviles de largo plazo se encuentran próximas a cruzarse a la baja advirtiendo del final de la tendencia alcista de largo plazo. En este contexto consideramos oportuno esperar a que el precio marque dirección con una ruptura de niveles antes de posicionarnos.

Una recuperación de 22,72 anularía giro de las medias móviles y favorecería una vuelta a máximos anuales. Sin embargo la pérdida de 20,84 confirmaría ruptura de directriz alcista de largo plazo y favorecería las cesiones.

Repsol en gráfico diario