Renfe solicitará al Ministerio de Trabajo prorrogar la vigencia del expediente de regulación de empleo (ERE) que puso en marcha en 2005 y que inicialmente concluye el próximo 31 de diciembre, para posibilitar que se sumen los 2.000 empleados de la operadora para los que se aprobó. En la actualidad, el ERE acumula una adhesión de unos 1.500 trabajadores, en tanto que la plantilla de Renfe está integrada por unos 14.500 empleados.