El presidente director general de Renault-España, Jean Pierre Laurent, admitió hoy que si en el año 2013 no hay adjudicado un coche convencional "no habrá factoría de Montaje en Valladolid". "El reto es ese", continuó el máximo dirigente de la multinacional francesa de la marca del rombo en España, que, no obstante, aclaró que se va por el "buen camino" ya que el pescado "está en el horno", con la incertidumbre aún de saber si el plato saldrá quemado o "con muy buen gusto".  Laurent, que hoy presidió en Valladolid su primera Junta General de Accionistas desde que accedió al cargo de presidente director general de Renault-España en enero de 2009, explicó que la decisión sobre la adjudicación de un nuevo modelo convencional para la factoría de Montaje se tomará "en la última parte del año", para lo que abogó por demostrar antes a la Dirección que la factoría vallisoletana es competitiva.  Según apuntó, la premisa principal para que ese pescado salga bien cocinado es trabajar todos juntos (Gobierno central, Junta de Castilla y León, representantes de los trabajadores y la propia empresa) y "codo con codo" para garantizar los tres ingredientes necesarios para esa receta de futuro: ayudas por parte de las autoridades en préstamos y subvenciones, aspecto en el que "se va ya por el buen camino"; más flexibilidad laboral que la que existe hasta ahora y moderación salarial.