El fabricante francés de automóviles Renault inauguró hoy la segunda fase de su planta Avtoframos de Moscú, que ha recibido una inversión de 150 millones de euros para incrementar su capacidad de producción hasta las 160.000 unidades anuales y para fabricar el modelo Sandero.