Las expectativas de inflación del Reino Unido para el año subieron al 2,4% en mayo frente al 2,1% en febrero, a pesar de la caída de la tasa de inflación actual, según datos del Banco de Inglaterra publicados el jueves. En abril, la inflación se desaceleró al 2,3% interanual, mientras que el índice de precios minoristas cayó un 1,2%, lo que supuso su mayor descenso desde que comenzaron los registros en 1948.