Reino Unido ha solicitado a la Comisión Europea que apruebe la ayuda otorgada al atribulado prestamista hipotecario Northern Rock, según informa un portavoz del órgano ejecutiva de la Unión Europea. La medida se produce horas después de que Neelie Kroes, comisaria de Competencia de la UE, se reuniera con el ministro de Finanzas británico, Alistair Darling. El Gobierno británico prestó unos 25.000 millones de libras esterlinas (35.000 millones de euros) a Northern Rock, desde que el banco comenzó a afrontar dificultades financieras cuando se secaron los mercados del crédito.