El consejero delegado de General Motors Europa, Nick Reilly, aseguró hoy que la planta de GM en Figueruelas "es un recurso muy importante" para el futuro de la empresa y que las expectativas para la misma "se van a acercar bastante a lo que se había negociado con Magna". En este sentido, añadió que la nueva Opel cuenta en sus planes, a medio y largo plazo, con la planta zaragozana porque "es muy buena fuente de recursos y componentes", por lo que "se la tratará de manera justa".