El vicepresidente ejecutivo y jefe internacional de General Motors, Nick Reilly, será el responsable de las operaciones europeas de la compañía, Opel y Vauxhall, anunció el martes el grupo estadounidense. Reilly asumirá el cargo de manera temporal y mantendrá su cargo internacional. Al mismo tiempo, la empresa ha comenzado una búsqueda externa del nuevo consejero delegado.