El actual responsable de las operaciones del consorcio automovilístico General Motors en Europa, Nick Reilly, afirmó hoy que el plan de reestructuración que está diseñando para Opel podría contemplar el cierre de una planta de producción."Esto podría conllevar el cierre de una planta. Todavía no hemos decidido el cien por cien", añadió el máximo responsable de la corporación automovilística en el continente europeo