El mercado está corrigiendo las alzas de las últimas sesiones pero de forma moderada. Repsol presentó ayer unas cifras que no acabaron de gustar y se han bloqueado todas las expectativas de movimientos corporativo podría perder atractivo entre los inversores. El sector bancario ha perdido lago de fuelle aunque hemos continuado oyendo rumores. En las próximas sesiones los movimientos corporativos en Europa pueden continuar.