La inmobiliaria Realia, participada por FCC y Caja Madrid, fijará mañana el precio máximo al que colocará sus acciones entre inversores minoristas durante su oferta pública de venta (opv), que supondrá la salida a bolsa de hasta el 47,7% de su capital.
En el folleto de la opv aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se establecía una banda orientativa de precios de entre 7,9 y 9,7 euros por título, lo que supone otorgar a la compañía una valoración de entre 2.191 y 2.690 millones de euros. Está previsto que Realia salte al parqué el próximo 6 de junio, día en el que protagonizará el segundo estreno bursátil del año, por detrás del de Clínica Baviera y después de que en 2006 se estrenaran en bolsa cuatro inmobiliarias. De las acciones que se venderán en la opv, el 31,27% estará reservado a inversores minoristas, el 15,63% a inversores institucionales españoles, el 52,10% a compradores internacionales y el 1% a empleados. Las peticiones de los particulares deberán oscilar entre 1.500 y 60.000 euros, en tanto que las de los institucionales tendrán que ser superiores a los 60.000 euros.