Royal Bank of Scotland (RBS) ha elevado su consejo sobre Iberia a comprar desde mantener, al considerar que el deterioro de los ingresos de la aerolínea española se está ralentizando.