RBS ha elevado el precio objetivo de Santander hasta 11,5 euros, desde 9,7 euros a la vez que le ha otorgado un rating de 'comprar'. Los títulos de Santander cerraron el viernes con una subida del 1,35%, hasta 10,16 euros.