Rayet informó esta tarde que recurrirá la sentencia del juez del Tribunal de Comercio de Nanterre, quien decidió no aplicar medidas cautelares en la demanda de impugnación de la junta de accionistas de la francesa Eiffage celebrada el 18 de abril al entender que 'no es competente para ello' y además no entiende cómo este juez no respalda a un accionista al que se han vulnerado los derechos de voto. Rayet solicitó las medidas cautelares porque éstas iban en contra de los accionistas y a favor de alguno de los gestores de Eiffage, continúa la compañía. Sin embargo, añade que la sentencia 'no da por cerrada la demanda de Rayet', que sigue su curso en el citado tribunal mercantil, ni tampoco influye en la investigación abierta por el regulador bursátil francés AMF, 'a petición de los jueces y con carácter exclusivo, para determinar si hay concertación entre 89 inversores españoles'.