El director gerente del FMI, Rodrigo Rato, dijo hoy que los tres años y medio al frente del organismo han sido uno de los honores más grandes de su vida, en su despedida oficial de los 185 miembros de la institución. "Durante tres años y medio he tenido el privilegio de servir como director gerente, y considero que éste ha sido uno de los honores más grandes de mi vida", dijo Rato en un discurso en la sesión plenaria de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. "Naturalmente un director gerente no es dueño del FMI: simplemente lo administra por un tiempo y en el mejor de los casos ayuda a que un personal comprometido y a unos miembros interesados trabajen en armonía", añadió.