La entrada de un nuevo gobierno siempre tiene repercusiones en las bolsas, cambio de políticas económicas y normativas que afectan a determinados sectores y compañías.

El IBEX 35 es muy sensible a las grandes decisiones macroeconómicas, pero las pequeñas y medianas empresas del mercado continuo  pueden verse favorecidas o perjudicadas sobre todo por las normativas del gobierno, por eso es importante conocer y estar en los sectores y valores que se verán favorecidos por las políticas gubernamentales. 

Todos los sectores de la bolsa van a verse afectados de una u otra manera, desde eléctricas, inmobiliarias, banca, telecomunicaciones, consumo, energía  o Infraestructuras. Por poner algunos ejemplos, las eléctricas que tienen centrales de ciclo combinado podrán verse premiadas con respecto a las centrales de carbón o nucleares , la eliminación del impuesto al sol será un aliciente para determinadas compañías mientras que será una perdida para otras, o por no hablar de impuestos a la banca , liberalizaciones de sectores  o  intervención de precios de servicios. Todo va a afectar a los inversores.

La cartera Premium de Estrategias de Inversión está en máximos, batiendo al Ibex 35, gracias a la elección de valores dónde invertir, acciones con buen momento económico (la Macro va a su favor, tienen buenos fundamentales en las compañías y se encuentran técnicamente en tendencia alcista) seleccionadas entre todo el mercado continuo.

Seguiremos mirando el mercado con la misma filosofía para que nuestros suscriptores Premium no se lleven sustos en el camino. Miran como se ha comportado históricamente nuestra cartera (color rojo del gráfico) con respecto al Ibex 35  con y sin dividendos.

 

 

La Cartera también se está comportando mejor en términos relativos o frente a las posibles referencias / benchmarks. Lo hace mejor en términos de rentabilidad que es el punto que más titulares suele despertar (la rentabilidad anualizada es del 6,7% frente al 6,3% del Ibex con dividendos y del 2,3% del Ibex 35). Sin embargo, desde nuestro punto de vista, superar al índice en rentabilidad no es lo más destacable pues sabemos que siempre habrá una referencia a batir (hoy en día existen tantos índices bursátiles de gestión pasiva como acciones en mercados cotizados).

Lo más destacable es que la Cartera se adapta a lo que nosotros queremos, es decir, actúa acorde con nuestro método y esto queda reflejado en su comportamiento frente al benchmark. Durante el periodo analizado, el mercado ha experimentado dos caídas superiores a los 30 puntos porcentuales desde máximos recientes (destacado en naranja en el gráfico). En estas fases, los indicadores tendenciales que seguimos se replegaron disminuyendo sus puntuaciones y obligándonos a reducir exposición a mercado, aumentando la liquidez (histograma inferior del gráfico en escala de la derecha).

Puntuaciones en agregado y por categorías otorgadas por nuestros filtros técnicos a las acciones que forman parte del Ibex 35

 

 

De esta manera, cuando la situación se complica y los precios se giran a la baja comenzamos a adoptar una actitud defensiva y protegemos nuestro capital. Ya lo dijo Warren Buffet: “La primera regla en los mercados es no perder dinero. La segunda regla es no olvidar la primera”.

Sabemos que esta forma de actuar tiene un coste en términos de rentabilidad cuando asistimos a un giro al alza del mercado o nos adentramos en un mercado lateral. Sin embargo, estamos dispuestos a “pagarlo” pues también sabemos que (1) el riesgo disminuye de forma notable (la volatilidad de la Cartera ha sido del 12,4% frente al 21,2% del Ibex 35) y que (2) a largo plazo obtendremos una rentabilidad similar al mercado.

Suscríbase a Estrategias de inversión premium desde sólo 55 euros al año y disfrute de nuestros análisis e informes independientes, además de poder utilizar nuestros indicadores Premium y nuestras carteras modelo entre otros muchos servicios para inversores. Además semanalmente analizamos el mercado, tanto todos los valores del Ibex 35  a corto y largo plazo, cómo valores más alcistas del mercado continuo. ¿Por qué no nos prueba?