El viernes se conocieron los datos del mercado de trabajo en Estados Unidos, mientras que los mercados esperan que la Reserva Federal (Fed) sea más prudente con la normalización monetaria, según la Asociacición Española de Banca (AEB).

A través de una nota de prensa, el portavoz de la AEB, José Luis Martínez Campuzano, resalta que el viernes se conoció un fuerte crecimiento en la creación de empleos en Estados Unidos (222.000 desde un promedio 3 meses de 194.000) y relativa estabilidad de la tasa de desempleo en niveles mínimos (y cercanos a la tasa de desempleo natural) del 4,4%.
Pero el aumento de los salarios por hora trabajada fue de apenas un 0,2%, en la parte baja de las previsiones. Y moderándose su evolución anual hasta un 2,5% (3% a finales de 2016).
La inflación trimestral anualizada es apenas del 2,0%, la cifra más baja desde hace dos años.
El breakeven de inflación 5 años bajó el viernes tras los datos hasta un 1,65%; en 10 años retrocedió hasta 1,7 %.

Pero la rentabilidad del 10 años treasury subió hasta 2,38%, siguiendo una tendencia de aumento de la pendiente en la curva de tipos iniciada a mediados del mes pasado..
¿Qué espera el mercado? Que la Fed será muy prudente al continuar con la normalización monetaria, con una subida adicional de tipos antes de final de año.

Pero, apuntan desde la patronal bancaria, coherente con lo anterior, que la autoridad monetaria norteamericana con su actuación puede seguir prolongando la fase alcista del ciclo económico o al menos moderará la fase bajista. Esto explicaría el aumento de la pendiente de la curva de tipos.

Pero sin duda el debate más intenso dentro de la Fed se centra en la razón de que el crecimiento salarial siga siendo moderado en un contexto de condiciones financieras extremadamente laxas y prácticamente pleno empleo.
La desinflación a nivel internacional (precios del crudo incluidos) sin duda ayuda a entender la contención de los precios. Pero, ¿y los salarios?


Quizás la presidenta de la Fed, Janet Yellen,  ayude a entender esta aparente contradicción en el mercado de trabajo norteamericano. El miércoles hablará ante el Congreso y el jueves ante el Senado.