Monex Europe analiza los factores que afectan a las principales divisas.

GBP. La libra se debilitó ayer, pero registró un pequeño rally frente al USD después de que se conocieran nuevos titulares señalando a nuevos problemas políticos para la presidencia de Trump. Las ventas minoristas del Reino Unido de junio se expandieron un 0.6%, tranquilizando los miedos relacionados con un colapso generalizado del gasto de los consumidores, el elemento más importante del PIB del Reino Unido. No obstante, los datos no daban un respiro a la libra, que continuaba cayendo tras la emisión frente al dólar, para recuperarse ligeramente a media tarde. La actividad de la libra frente al euro es otra historia, ya que la libra ha caído a nuevos mínimos frente al euro. Esta mañana se conocía que el gabinete de Theresa May aceptaría el libre movimiento de personas con la UE en un período de transición, aunque no ha tenido impacto en la divisa.

EUR. Nada parece interponerse en el camino del euro esta semana, y ni los intentos de Mario Draghi pudieron evitar una apreciación de la divisa única. Aunque el BCE dejara los tipos de interés sin cambios y Draghi sacara a relucir su repertorio habitual, el Presidente del BCE llegó a comentar que el Consejo de Gobierno del BCE evaluaría la necesidad del programa QE en otoño, y el euro se disparó inmediatamente después. La conferencia de prensa será recordada como el día en el que el efecto “Super Mario” dejó de funcionar. Ahora, los mercados operan con el euro en función de las expectativas de política monetaria, que apuntan a tipos más altos en el futuro, a pesar del tono de Draghi.

USD. Los problemas del dólar se multiplicaban ayer después de conocerse que la investigación del consejero especial y antiguo director del FBI, Robert Mueller, quería expandir el proceso a ciertas transacciones de negocios del Presidente de EEUU presuntamente relacionadas con Rusia. A pesar de la resolución final de esta investigación, el efecto neto en el dólar hasta el momento ha sido negativo. Una crisis política que continúa dando de qué hablar difícilmente es positivo para una divisa que al mismo tiempo sufre los efectos de un gobierno mediocre que no ha conseguido poner en práctica ni una de las medidas de gasto inicialmente anunciadas. No se esperan datos macro hoy en EEUU, pero los informes procedentes de la administración Trump obstaculizando la investigación, o reclamando la absolución de los culpables, apuntan a que esta tragicomedia aún no ha terminado.

CAD. El loonie se reforzó ayer frente al dólar, aunque las ganancias fueron marginales comparado con los movimientos vistos la semana pasada, lo que podría ser un punto de estabilización para el loonie alrededor de los últimos máximos registrados gracias al tono agresivo del Banco de Canadá. Ahora es el turno de que los “datos duros” corroboren esta agresividad del Banco de Canadá, empezando con la emisión del dato de las ventas minoristas a las 14.30 CEST.