En las últimas semanas el precio del oro se ha visto afectado por una corriente vendedora que lo llevo de regreso hacia niveles mínimos de 1560-1540 dólares, área que representa el principal soporte de corto y mediano plazo, ya que en estas instancias se concentran los mínimos correctivos a todo el proceso bajista del metal que diera inicio en los máximos históricos del año 2011 en torno a los 1920 dólares por onza.

Como puede observarse en la gráfica adjunta, una vez más esa zona de mínimo ha sabido contener la debilidad del mercado, ya que los precios han recuperado posiciones desde esa zona en las últimas sesiones. 
Algunos fundamentan esta recuperación del oro, vista los últimos días, como efecto a la famosa "guerra de monedas" que enfrenta el mundo, sin embargo en la presente nota trataremos de abstraernos a las expectativas fundadas por las noticias y centraremos la atención a las expectativas sustentadas por el análisis técnico. Veamos...




Quienes hacemos análisis técnico para inferir una tendencia probable de mercado, entendemos que el comportamiento de los precios obedece a las expectativas subjetivas futuras de los participantes. En definitiva son estos los que compran y venden el mercado, abordando una tendencia sustentable del precio, que le permita sacar ventaja y rentabilidad a la operación realizada.

Sin embargo, como los participantes son muchos, las ventas y las compran de estos se transforman en importantes corrientes, que muchas veces logran establecer bases en el precio y terminarán actuando de contención de la baja del precio del activo o contención al alza del mismo. Es esto lo que se conoce con los términos técnicos de soporte y resistencia. Con lo comentado, lector sabrá entender que en el último tiempo, las fuerzas compradoras y vendedoras han establecido un precio base para la baja del metal en la zona de 1550-1520 dólares (soporte) y un precio base al avance en torno a los 1750-1800 dólares.

Esta fluctuación en el precio vista durante el último año y medio se trataría, desde una lectura técnica, de una gigantesca formación de triangulo de mediano plazo, la cual si bien lograría una definición alcista de fondo, la misma aun etaria incompleta y por ello aun debemos ser cautelosos de corto plazo.

Por lo pronto, en tanto los precios del metal logren sostenerse por encima de los 1560-1540 dólares, debemos esperar la recuperación en el precio, que termine por llevar a este, hacia niveles de 1680-1700 dólares, recortando parcialmente las pérdidas de los últimos meses al menos. Vale mencionar que esta recuperación favorecida seria parte del proceso de consolidación de mediano plazo, por ello que a pesar de nuestro optimismo de corto plazo, desde lo operativo deberemos conservar la cautela.

Actualmente solo en caso que la debilidad del oro se acentúe mas allá de los 1540 dólares, la zona base de contención a la baja se verá vulnerada y entonces si nuestro optimismo de corto plazo quedara comprometido y deberemos elevar un llamado de alerta, a la habilitación de bajas mayores para adelante, que podrían alcanzar valores de hasta los 1400-1350 dólares por onza. Veamos...