Seguramente algunos inversores, tras ver el IBEX subir más de un 3% este miércoles, se preguntarán cómo es posible que se les haya escapado este importante rebote.

Probablemente intuían que podía producirse una ganancia de tal calibre teniendo en cuenta que el índice aguantó bastante bien estos últimos días sobre su media de 200 sesiones. Si realmente se está lamentado de esta oportunidad pérdida es que bien no tiene sistema de especulación o bien que hay algo que corregir o mejorar en su actual sistema de especulación. Un buen sistema de especulación debe resolver el tipo de situaciones que hemos vivido hoy. Nos debe indicar cómo actuar; si hay que comprar, si hay que vender o si lo mejor es no hacer nada. Sin unas pautas de actuación bien definidas el trader está confrontado ante una serie de dudas que harán posiblemente que no tome ninguna decisión, paralizado por el miedo a equivocarse.

¿Y yo qué he hecho?
Personalmente no he hecho nada. Mi sistema me indicaba entrada (suele ocurrir cuando se produce una fuerte subida con una vela de cuerpo extendido – es decir con una apertura cerca del mínimo de la sesión y un cierre cerca del máximo). Pero me echó para atrás la línea de tendencia bajista en el RSI (en azul). Luego observando con más detalle el gráfico me di cuenta de que el sistema marcó una entrada (no muy potente tengo que admitirlo) ayer, confirmada por el RSI (líneas en negrita). Podría lamentarme pero no serviría de nada. Mejor aprender de los fallos para que no vuelvan a repetirse.