Santander sigue intentando crecer. Esta vez ha sido el vicepresidente del banco, Matías Rodríguez Inciarte, quien ha reconocido la existencia de conversaciones para la posible compra del banco estadounidense M&T, en el que Allied Irish Bank (AIB) cuenta con una participación del 22%. No obstante, el directivo aclaróque el Santander aún no ha tomado ninguna decisión al respecto.
“No hemos comprado nada, lo único que se ha dicho es que había unas conversaciones sobre una posible operación con M&T. Hay unas conversaciones y nada más, por el momento no hay nada más que decir”. Así explicó Rodríguez Inciarte, las intenciones de la entidad presidida por Emilio Botín.

El próximo objetivo de Banco Santander parece ser Estados Unidos, en concreto, el banco M&T que cuenta con 68.000 millones de dólares en activos y 750 sucursales. Una entidad que, en caso de ser integrada con Sovereing, la ya filial americana de Santander, daría lugar a activos conjuntos por 150.000 millones de dólares y 1.500 oficinas diseminadas en la costa Altántica.