Prosegur repartirá a partir de este viernes un dividendo bruto de 0,23054222 euros por acción con cargo al resultado de 2009.

Prosegur destinará 13,75 millones de euros a este cuarto abono, que supondrá un importe neto (una vez descontada la correspondiente retención fiscal) para sus accionistas de 0,18673920 euros por acción.

Se trata del cuarto de los cuatro pagos en que se dividió el dividendo que por importe total de 55 millones de euros Prosegur acordó distribuir entre sus socios en la junta de 2010.