Ibersecurities cree que la refinanciación del préstamo de 2.000 millones de euros por un año hasta el 31 de marzo de 2010 “se trata de un balón de oxigeno para Prisa en el corto plazo”, aunque “su alto endeudamiento le obliga a tomar medidas drásticas como la venta de activos (Digital+, Santillana o Mediacapital) y una ampliación de capital (tiene poderes hasta 2.000 millones) en los próximos meses”.