Los precios de los bienes importados en Estados Unidos subieron en marzo por séptima vez en los últimos ocho meses, encabezados por las alzas de los precios del petróleo. No obstante, indicadores más amplios de los precios muestran que la inflación en la mayor economía del mundo sigue siendo moderada. El Departamento de Trabajo informó el martes que los precios de los bienes importados en Estados Unidos ascendieron un 0,7% en marzo frente a febrero. Los precios cayeron en febrero un 0,2%. Los economistas esperaban, en promedio, un incremento del 1,0% para marzo, según un sondeo de Dow Jones Newswires.