Los contratos a futuro sobre el petróleo se cotizaron el martes en la Nymex sobre los 59 dólares por barril por primera vez desde noviembre, impulsados por la debilidad del dólar y compras técnicas.  Si bien las noticias de fuertes importaciones de crudo por parte de China en abril otorgaban cierto soporte a las alzas, gran parte del panorama de indicadores fundamentales permanecía sombrío, señalaron analistas. Los datos semanales de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos que se publicarán el miércoles posiblemente muestren un aumento en los inventarios de petróleo por décima semana consecutiva.  Sin embargo, la reciente capacidad del crudo para subir pese a indicadores fundamentales de corto plazo cuestionables siguieron alentando un flujo estable de inversión, gran parte del cual se ha basado en avances del mercado bursátil y las expectativas de que lo peor de la desaceleración económica podría haber pasado.  A esta hora, el contrato del crudo Brent para entrega en junio subía 1,17 dólares a 58,65 dólares el barril en la bolsa de futuros ICE de Londres.  El contrato del crudo dulce ligero para entrega en junio ascendía en la New York Mercantile Exchange 1,21 dólares a 59,71 dólares el barril