La eléctrica francesa Poweo destinará este dinero al pago de los créditos a corto y de deudas de explotación.
  
Este martes concluye la venta del 60% de los activos de producción eléctrica a la compañía autríaca Verbund por 120 millones de euros. Poweo pretende centrarse ahora en la comercialización, de ahí que el dinero obtenido en esta operación irá a parar al saldar de forma integral sus créditos a corto plazo, que ascienden a 40 millones de euros, y a diversas deudas de explotación, por valor de 35 millones de euros.