La Autoridad de la Competencia (AdC) multó con 2,1 millones de euros a Portugal Telecom (PT) por presunto abuso de posición dominante en el mercado al imponer a sus competidores elevados precios por el uso de su infraestructura de telefonía fija. PT informó a través de un comunicado difundido hoy que le fue notificada por parte de la AdC la sanción, por un presunto abuso de posición dominante cometido entre los meses de marzo de 2003 y 2004. La operadora, antiguo monopolio de las telecomunicaciones en Portugal, adelantó que considera infundadas las acusaciones de la AdC y que recurrirá la sanción.