El gobierno luso ha concedido a la empresa Artenius Sines PTA, SA, propiedad de La Seda de Barcelona, un incentivo económico de 39 millones de euros, una ventaja fiscal de 58 millones de euros y 2,29 millones de euros de otros incentivos para la instalación de una nueva planta de producción de 700.000 toneladas de PTA(materia prima básica del PET). Así lo ha comunicado la compañía catalana a la CNMV en un comunicado.