Hoy os presento una forma relativamente sencilla para conocer si merece la pena estar en renta variable o renta fija.
Como es sabido por las leyes financieras y ciclos económicos, podemos decir que cuando el dinero esta en renta variable no esta en renta fija y viceversa.
Por este motivo se dice que la correlación entre el mercado de bonos y de valores es inversa (cuando uno sube el otro cae). A continuación os muestro un grafico donde comparamos la evolución del SP500 y el T-BOND, comprobando así que estos dos mercados están siempre descorrelacionados.



Os he señalado las etapas alcistas en las bolsas en verde y las bajistas en rosa, como se puede observar la evolución del sp500 (amarillo) siempre tiene una correlación inversa a la del T-bond (rojo), cuando uno sube el otro baja.

Pero…¿Os habéis dado cuenta de una cosa? Desde el año 2009 ¡LOS 2 MERCADOS ESTAN SUBIENDO!
Al ver esta situación rápidamente me surgieron muchas dudas como ¿Qué esta pasando?, ¿en que situación nos encontramos?, ¿Cuándo comienza y termina un ciclo?,….

Así que para entender que pasaba o como debíamos interpretar esta situación decidí comparar ambos activos por fortaleza, es decir, que fuerza tenía el sp500 sobre el T-bond y esto fue lo que encontré:



Antes de comenzar a interpretar lo que vemos me gustaría comentaros que el indicador de fortaleza nos marca o mide el comportamiento de un activo con respecto a otro, es decir, cuando obtenemos datos positivos el primer activo tiene un comportamiento mejor (fortaleza), mientras que si los datos son negativos el comportamiento es peor (debilidad).

Si partimos de la base que los inversores y por tanto el dinero fluye entre la renta fija y renta variable y además el dinero entra en aquel activo que es fuerte y sale del débil- o dicho de otro modo un activo es fuerte porque entra dinero y es débil porque sale - podemos observar como el sp500 gana fortaleza en las etapas alcistas del mercado (zonas verdes) y presenta debilidad respecto al TBOND en las etapas bajistas (zonas amarillas).

Ahora SI, tenemos un gráfico correcto a la hora de interpretar o representar el flujo de dinero (entrada y salida de dinero) y la descorrelación de ambos mercados.



Como se puede ver en el grafico el dinero y por tanto los inversores entran en el mercado de valores cuando este tiene un comportamiento mejor( independientemente del movimiento), mientras que si el mercado de valores presenta un comportamiento peor (debilidad) los inversores estarán en la renta fija y por tanto el mercado de valores caerá.

Ahora, veamos que ocurre en la actualidad


Se ve claramente como el mercado de valores representado por el sp500 presenta fortaleza esto lo podemos ver tanto por la situación del indicador por encima de 0 y la directriz alcista que este presenta.

Si nos fijamos en las zonas de techos anteriores nos damos cuenta como antes de comenzar un recorte profundo o cambio de tendencia ocurre lo mismo, os lo voy señalando:

1 el mercado de valores comienza a perder fuerza, rompiendo a la baja la directriz alcista de la fortaleza. Este es para nosotros el primer síntoma de que el movimiento alcista del mercado de valores comienza a terminar.
2 se alcanzan nuevos máximos en los índices bursátiles, pero la fortaleza no es capaz de hacerlo, es decir, aparece una divergencia bajista.

Si toda la lectura del mercado es correcta debemos ver a los índices bursátiles alcanzar nuevos máximos antes de finalizar el año, si cuando esto ocurra aparecen los dos puntos ya descritos (algo que aún no ha sucedido) a llegado la hora de comenzar una fuerte corrección o cambio de tendencia, mientras esto no ocurra debemos de seguir apostando por el mercado de valores.

Una vez tengamos estos dos puntos (algo que aun no ha sucedido) a llegado la hora de comenzar una fuerte corrección o cambio de tendencia, mientras esto no ocurra debemos de seguir apostando por el mercado de valores.

 ANÁLISIS Ei PREMIUM

 

- Estrategia sobre Ferrovial
- Estrategia sobre Técnicas Reunidas
- Estrategia sobre Apple