El grupo italiano Piaggio ha presentado su nuevo plan estratégico para el período 2009-2012, el primer programa cuatrienal de la empresa, que contempla un compromiso inversor de entre 90 y 100 millones de euros al año, destinados a nuevos productos, plantas y procesos. El plan estratégico, presentado por el presidente y consejero delegado de la corporación, Roberto Colaninno, fija como objetivos financieros alcanzar en 2012 unas ventas de 750.000 unidades, unos ingresos de 1.880 millones de euros y un resultado bruto de explotación de 248 millones (el 13,2% de la facturación). Piaggio concentrará su desarrollo internacional en Asia, mediante el refuerzo de su presencia industrial y el incremento de su oferta de vehículos de dos ruedas, que también se producirán en India, y de vehículos comerciales. Además, la empresa pretende desarrollar estructuras de distribución y de recursos humanos.