Royal Philips Electronics NV, el mayor fabricante de artículos electrónicos para el consumidor, tuvo la mayor subida en casi cinco años en la Bolsa de Ámsterdam tras informar de unos beneficios del segundo trimestre que superaron las estimaciones de los analistas, gracias a la venta de televisores y lámparas. Philips llegó a subir hasta un 8,3%, el mayor avance desde julio de 2003. El beneficio neto cayó un 54% a 720 millones de euros, superando la mediana de estimaciones de analistas de 183,5 millones de euros en un sondeo de Bloomberg News. Los beneficios incluyeron unas ganancias de 780 millones de euros por la venta de acciones de Taiwan y una provisión de 299 millones de euros vinculada a la participación de la empresa en el fabricante de componentes electrónicos NXP BV.