Bajo la batuta del nuevo presidente ejecutivo, Robert McDonald, Procter & Gamble Co. está impulsando el uso de sus marcas más conocidas, como la crema para la piel Olay, para abrirle paso a nuevos productos. McDonald, que tomó las riendas del gigante de productos para el hogar y el cuidado personal el primero de julio de 2009, les dijo a inversionistas el año pasado que planeaba reanimar las alicaídas ventas de la compañía usando sus principales marcas en más categorías de productos y un rango de precios más amplio. P&G, que apoya gran parte de su negocio en marcas de primera línea, planea lanzar 30% más de nuevos productos este año que el año pasado, con la esperanza de tentar a compradores amilanados por la recesión con nuevas ofertas, en lugar de tener que recurrir a una reducción de precios.