Me lo dice uno de los principales gestores de fondos de inversión de España: “La liquidez se paga muy cara en la Bolsa. Ahí está el crash PREVIO AL GRAN REBOTE, pero gracias a ello,a ambas cosas, se ha evitado el colapso, la parada cardiorespiratoria, la muerte por infarto agudo de miocardio ¿Me entiendes, no? En los dos últimos años y medio han sido algunas, quizá demasiadas, las noches que he pasado en vela y, otras tantas, las que me he visto sacudido y despertado por la pesadilla, el miedo a un colapso global de las Bolsas.
El colapso ha llegado a producirse en algunos momentos, en los primeros compases de sesiones colmadas de pánico durante 2008, los primeros meses de 2009 y en algunos instantes del cierre de estos días. Por ejemplo, la noche del jueves pasado en WAll Street. No obstante, la actuación conjunta de los bancos, unas veces, y la dinámica del propio mercado, otras, ha ido conjurando el peligro hasta que el mercado se dio la vuelta el 9 de marzo del año pasado para desarrollar el Gran Rebote, que ahora se desinfla rápido, pero intentar volverlo a inflar. Esa es ahora mi duda ¿está conjurado el peligro? ¿es posible un colapso global de los mercados?Considero que el peligro está conjurado a medias y que el colapso, como tal, será evitado en todo momento por los grandes bancos centrales, porque la Bolsa es el único Brote Verde que se mantiene Verde, lo mantienen bien regado, pese al crash previo. Gracias a la Bolsa se han podido neutralizar parte de los miedos globales existentes y desatascar los mercados primarios. Las empresas han emitido, los bancos han colocado instrumentos financieros y, lo que es muy importante, ha funcionado la liquidez, aunque a precios de sangre, fenómeno, en cualquier caso, que no se da en el resto de los mercados...”

“...Apuesto, no obstante, por que habrá paradas técnicas en muchos mercados y países, como si se tratara de la pesca de la anchoa. También, que abundarán los defaults o, si se prefiere, el aplazamiento de pagos por parte de países (no sólo Grecia), comunidades autónomas, empresas de solvencia reconocida (hasta ahora). Los tipos de interés 0 han creado enormes burbujas. La deuda soberana es una de las grandes burbujas. No confío en el MIL MILLONARIO PLAN DE LA UE Y DEL FMI. Los países emergentes, otra enrome burbuja. Bolsa, oro y algunas commodities siguen la misma estela. Tengo claro, también, que el baile de moneadas se producirá más pronto que tarde a nivel global, un todos contra todos emanado de la lucha a brazo partido entre el dólar y el yuan ¿Euro? Aquí sí apuesto por un colapso parcial. Se puede dar en cualquier momento, porque los derivados son los dueños en estos mercados. Sólo se trabaja con derivados y con seguros de cambio ¡ufff!..”

“...Además, las cosas lejos de arreglarse empeoran. Se levantan alfombras y se abren armarios y aparece basura y muertos por todas partes, además del Crash Soberano en el que estamos inmersos. Por ejemplo, el autor de “Cómo causé la crisis de crédito” trabajó en Goldman. La narración de Ishikawas, sobre un graduado de Oxford, “cuenta como un novato en los misterios de los fondos de cobertura, las hipotecas de alto riesgo y CDO puede arreglar complejos negocios de miles de millones de dólares en bares exclusivos, burdeles y parqués de Londres, Nueva York, Francfort y Tokio”, según el texto de promoción del libro. La idea de la novela nació cuando Ishikawa le contaba a amigos “sobre la vida de lujo que pasé mientras creaba y vendía miles de millones de dólares de estos productos de securitización y derivados de crédito, más conocidos como ‘activos tóxicos’”, dice el autor en el prefacio...”

“...Hemos sabido también que Lehman Brothers, usó una empresa pantalla para desviar fondos antes de la crisis y que los grandes bancos de EEUU disimularon sus niveles de riesgo. Además, los banqueros de EEUU, liderados por el presidente de Goldman, Gary Cohn, ofrecieron a Grecia un producto financiero que permitiría a ese país redistribuir parte de la deuda de su sistema sanitario para que tuviera que hacer frente a ella mucho más adelante...”

“...Hay más. Lo que vendió Goldman no eran productos al por menor dirigidos a inversores no sofisticados. Estos eran productos de gran demanda por parte de invesores cualificados. El mejor ejemplo de esto es que han comprado miles de millones de dólares en esto y igual que en otros instrumentos”. “Los inversores institucionales necesitaban comprar instrumentos de alto riesgo y retorno ajustado. El mercado de derivados sintéticos se creía que era el lugar ideal para crear dichos valores. Al trabajar con empresas de banca de inversión los fondos de pensiones podrían comercializar estos activos de moda y alto rendimiento que se consideraban seguros por estar garantizados con hipotecas. La demanda de este tipo de productos se cree que asciende a miles de millones de dólares”. “Todo lo que sucedió el viernes está preparando el escenario ara el colapso de nuestro sistema financiero de nuevo”. http://capitalbolsa.com/articulo/44475/se-puede-estar-preparando-otro-colapso-financiero-dick-bove.html

“...Por esto y por lo que pueda sucede en el futuro busco lo último que se ha escrito y dicho alrededor de este fenómeno, el colapso: “debe existir una clara responsabilidad reguladora, centralizada en una institución global, la Consumer Financial Protection Agency (CFPA), un principio especialmente importante para las firmas más grandes y más interconectadas. “La regulación de las firmas más grandes y más interconectadas requiere una tremenda capacidad institucional, claras líneas de autoridad y un punto único de responsabilidad. Se debe reformar el sistema financiero para que sea capaz de absorber por sí mismo los ‘shocks’ y capear las quiebras sin causar un colapso masivo, para lo que es necesario un esfuerzo en cuanto a los requerimientos de capital y una internalización de los riesgos por parte de las entidades...”