El grupo francés de bebidas Pernod Ricard anunció hoy una reducción del 2% de su facturación en el primer trimestre del año, con 1.345 millones de euros, y corrigió a la baja sus expectativas de resultado operativo corriente para el actual ejercicio contable, que se cierra el 30 de junio. En términos comparables, el volumen de negocio bajó un 12% entre enero y marzo, explicó en un comunicado Pernod Ricard, que lo atribuyó a la voluntad de sus clientes de reducir existencias en un contexto de acceso limitado al crédito, pero también a su propia estrategia de reducir el riesgo en las ventas.